jueves, 31 de marzo de 2011

Arte II

Otras pinturas de tema religioso tienen por objetivo recordar momentos de la historia bíblica o de la vida de Jesús. Son apoyos de la memoria, estímulos de la imaginación e inspiración para la mística. Los mismos temas son versionados a través de los siglos. Por ejemplo, el Noli me Tangere ('no me toquéis'), la escena en que María Magdalena reconoce a Jesús después de la resurrección. Sólo que con el tiempo parece que van haciéndose más propiedad del artista que del mundo a cuya educación espiritual se destinan.

Fra Angelico (1440)



Jan Brueghel (1630)